Estilista culinario. Deliciosa profesión

Para nadie pasa desapercibido esas fotos en revistas, web o en la misma Instagram de platos que lucen extremadamente hermosos y muy apetitosos.

La estética con la que es colocada cada pieza, los colores y su propio sabor, saltan de la hoja o pantalla directo a nuestro cerebro y a nuestros sentidos para despertarnos ese deseo de saborear esa maravillosa preparación.

Esto no es un producto del azar y por más que las cámaras de hoy día cuenten con una excelente resolución, filtros y luz, hay todo un trabajo de “puesta en escena” en estas fotos.

Es justamente el estilista culinario y el fotógrafo gastronómico los que se esconden detrás de estas maravillosas fotos y es justo la profesión que queremos presentarte para que puedas ampliar tu visión de oportunidades laborales dentro de esta interesante área: la fotografía de alimentos.

¿Qué es un estilista culinario?

El estilista culinario es un profesional que tiene la habilidad de dar a los alimentos une estilo hermoso y apetitoso para que pueda ser captado por la cámara y se muestre suculento y tentador ante el público.

Toda la idea de llamar la atención con un plato bien presentado no es nueva, no obstante, la profesión como tal está actualmente en auge producto de la gran demanda de los mass media por consumir material gastronómico de altura, la menos en imágenes.

Un estilista culinario puede ser un chef interesado por la estética, un fotógrafo con conocimientos en publicidad y marketing o simplemente una persona que ama el detalle y que busca que algo, en este caso una preparación o alimento, se vea bien en cámara.

Hay muchas oportunidades de que muchos profesionales de otras áreas migren a esta profesión, solo se necesita tener buen ojo y un estilo que desarrollar para ofrecer un gran producto.

El estilista culinario en los servicios y entregas a domicilio

Otra gran oportunidad para los estilistas culinarios es en el mundo del servicio de alimentos como tal y la entrega de comida a domicilio.

La razón de esto es que se necesita siempre de un excelente ojo estético para poder servir la comida, para un restaurant, evento o hasta para esa entrega de paella o hasta sushi a domicilio en Valencia que se vea muy bien para el comensal. Esto no solo abrirá más su apetito, sino que agradecerá que la comida sea cuidada al detalle y su gusto se trasladará a la preferencia del local y servicio.

Con un estilista culinario como aliado en los servicios, los platos lucirán mucho más sus propias características y realmente resaltarán en el plato.

Además, para aquellos que desean promocionar sus servicios y hacer buenas campañas publicitarias, un plato adecuadamente dispuesto y con una decoración ideal, atraerá clientes y esto es el fin último de todo negocio, así sea el de comida.

Consejos para convertirte en un Estilista Culinario

Ya sea para tomar la foto de un plato de sushi a domicilio en Valencia de Haru o algunas buenas tapas de ese bar de moda, lo que el estilista culinario necesita es ser detallista.

El tener buen ojo para hacer que el plato luzca lo mejor posible ante la cámara y que se destaque al punto de poder saborearlo en esa imagen apetitosa que sin duda vale más que mil palabras es lo que te hará pasar de un simple pasteador de fotos a un verdadero profesional de la fotografía gastronómica.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.